Estamos a favor de continuar fortaleciendo una democracia madura, sincera, sin grietas y con independencia de poderes.

La democracia, necesita de todas las expresiones, y estoy seguro de que todos los que estamos acá, tenemos nuestras diferencias, pero queremos lo mismo.

Queremos que nuestro país avance en el diálogo, en el fortalecimiento de sus instituciones, en la ética como un valor que no pasa de moda, porque no la ha perdido tampoco el vecino que todos los días quiere avanzar con su esfuerzo.

Defendemos una democracia con libertad, con justicia y con honestidad. Que exige una ética administrativa y conducta íntegra de los que tenemos responsabilidades de gobierno.

Compartimos esos valores. Esos que defendieron grandes personas que hicieron mejor nuestra patria cuando lucharon por la igualdad, la libertad, la fraternidad, la paz y la tolerancia. Sobre esos pilares, es que queremos avanzar hacia el futuro.

Defendemos una democracia que todos los días busque la unión nacional, el desarrollo del país, que trabaje por el futuro. La democracia es garantía de futuro y estamos aquí por ese futuro.

Un futuro con libertades sociales, justicia igualitaria, sensatez, diálogo y que asegure el acceso a la educación y el derecho a la salud.

Un futuro que es en parte para nosotros, por sobre todo para nuestros hijos y nuestros nietos.